Historia del Bingo



El origen del juego del bingo no se conoce con exactitud, algunas versiones afirman que la historia del Bingo tiene su origen en la época Romana. En esta época se jugaba a un juego que consistía en ir completando una  tabla de madera con símbolos y figuras  a medida que se iban sorteando los diferentes símbolos y figuras.

Otra versión afirma que el bingo como lo conocemos en la actualidad, nació en Italia en el siglo XVI y se llamaba Lo Giocco del Lotto d’Italia, era un tipo de lotería. A finales de 1770 el juego fue introducido desde Italia a Francia, donde se conocía como “Le Lotto”. En Francia solo era un juego para la aristocracia. El juego del bingo tuvo una gran expansión por toda Europa durante el siglo XVIII.

En Alemania en 1800, el juego del bingo tenía un carácter educativo, se jugaba en los colegios, los niños aprendían como deletrear  palabras, historia y matemáticas mientras se divertían jugando al bingo.

El bingo llego a Estados Unidos en 1929, se jugó por primera vez en Atlanta, era conocido con el nombre de “Beano”. En 1930 un fabricante de juguetes de New York llamado Edwind S. Lowe  renombro al juego como “Bingo” después de que alguien gritase por equivocación  “Bingo” en lugar de “Beano”.

En 1934 se empezó a jugar al bingo en las iglesias para recaudar fondos, a partir de este momento el juego del bingo se volvió muy popular.

En la actualidad, el bingo tiene muchísimos seguidores.  Existe un gran número de salas de bingo alrededor del mundo. Además, Internet nos ofrece la oportunidad de jugar al bingo online desde casa. Visita nuestra sección de salas de bingo online y diviértete jugando al bingo desde tu ordenador.

Las mejores salas de bingo


Recibirás noticias, bonos y promociones. Valoramos tu privacidad.


Jugar en Botemania